sábado, 14 de febrero de 2015

Tarta cremosa de Ferrero Roche

Antes de nada ¡Feliz Día de San Valentín a tod@s!! 

En mi cole hicimos ayer una Jornada Gastronómica donde la temática era San Valentín, y cada uno traía un plato para compartir... Yo soy más de dulce, así que mi pato fue esta riquísima tarta que, por cierto, gustó mucho.

A principios de semana encontré la receta en el blog de  La Jícara de Chocolate , simplemente me encantó, tenía una pinta tan buena que no podía pasar mucho tiempo en hacerla, así que la hice para el primer "evento".

La tarta está deliciosa, no necesita horno y es muy fácil de hacer.






¿Empezamos con los ingredientes?

Para la base: 

230 gr de galletas María (depende de lo gruesa que os guste la base)
100 gr d mantequilla

Para la tarta:

100 gr de avellanas trituradas
500 ml de leche (yo usé semidesnatada)
200 ml de nata para montar
50 gr d azúcar
100 gr de Nocilla (también se puede usar Nutella)
2 sobres de cuajada (con dos queda muy cremosa, con uno más nos quedará más consistente)

Para la cobertura:

Nocilla
100 de avellanas troceadas
cholocate el que más os guste (yo usé con leche)
bolitas para decorar

Venga, a ponernos el delantal....

Empezamos por la base, y para ello trituramos las galletas y las reservamos en un recipiente. Fundimos la mantequilla y lo mezclamos con las galletas. Una vez está la mezcla hecha la vertemos en el molde y aplanamos.

Ahora vamos a hacer la mezcla para la tarta, para ello en una cacerola ponemos la nata, la leche, el azúcar y la nocilla y vamos removiendo hasta que empiece a hervir. Lo retiramos del fuego y añadimos la cuajada, la cual tenemos que remover muy bien para que no se queden grumos.
Cuando vemos que que ya no hay grumos lo volvemos a poner al fuego hasta que vuelva a hervir, lo apartamos y echamos las avellanas trituradas. Removemos y vertemos en el molde.

Dejamos que se enfríe y después lo metemos en la nevera, yo lo hice el día de antes.

Cuando vemos que ya esta compacto, lo desmoldamos y calentamos la nocilla para cubrirla entera, primero por los bordes y ponemos las avellanas troceadas y después por encima, para después con la ayuda de un cuchillo laminar el chocolate.







Y listo, a disfrutar de esta delicia de tarta!


Bárbara